Turquía: del hartazgo social a la #Occupygezi

Tweet-Zeynep Tufekci

© Imagen: tomado del TL de @zeynep

Aupados por una amiga turca en Madrid, entusiasmados con otro mundo por descubrir, haciendo oídos sordos de las aves de mal agüero (que las hubo). Quizás por esa apropiación de lugares familiares que ocurre cuando uno está en otro país, Turquía me resultó familiar. Su esplendidez con los extranjeros, su afán por ilustrar su fascinante cultura a través de su cotidianidad, patriotismo y afectividad.

Recuerdo a una gente buenísima, con sus misterios y sus formas pero especialmente generosos. El apoyo femenino entre mujeres propio de una sociedad terriblemente machista. El amor que tienen hacia su música (folk). Han pasado varios años y todavía cierro los ojos y escucho el sonido de su lengua en mis primeras aventuras cotidianas.

Sigo escuchando tantos tópicos sobre Turquía. Ahora que sus medios de comunicación censuran los hechos, el mundo está viendo a través de sus ciudadanos una realidad de hartazgo social, personas ávidas de derechos y libertades movilizados por la chispa de #Occupygezi.

Anonymous turcos

©Imagen: Uygar Özel

Hito importante en ciudadanía

En esta ocasión la historia no va de religiosidad vs laicismo, ni del otrora esfuerzo por occidentalizarse. Se trata de, consecutivas restricciones en derechos, leyes opacas que facilitan el encarcelamiento de todo aquel osado que contradiga al poder, favoritismo en concesiones a empresas cercanas a la élite del gobierno.

Ni por asomo una gran parte de la sociedad desea regresar a los tiempos del control de los militares, quieren que se respete la diversidad, esas diferencias que durante siglos los caracterizó por ser crisol de culturas. Es un hito importante en ciudadanía, lxs turcxs ya no quieren ser víctimas de su cultura.

En estos días revivo inquietudes “ya conocidas” a través del drama otomano. Hablo con amigxs turcxs que están manifestándose en las calles de su país y otros que en la diáspora realizan un apoyo fundamental en difundir las noticias especialmente a través de las Redes Sociales, después de 3 días en las calles mi querida Elif decía:

“we are happy to “feel” again, we were numbed”

“estamos felices de “sentir” otra vez, estábamos dormidos”

Texto completo en: Prodavinci

 









Publicado el by Naloar in Emprendimiento social

Espero tu comentario